Uso de la Fascia de Scarpa

Nueva clasificación del tratamiento funcional y estético del abdomen

Diciembre 2017 fascia de Scarpa

Resumen: El abdomen es una área muy importante en la estética del cuerpo humano, el cual, debido a múltiples factores como sobrepeso, embarazo, cirugías previas o alteraciones del sistema músculo aponeurótico, desencadenan en deformidades del mismo causando frustración personal y baja autoestima.

En la actualidad, existen muchas clasificaciones del tratamiento estético del abdomen sin que se valore de forma sistemática la parte funcional y estética. Proponemos una nueva clasificación considerando el tipo de abdomen y su respectivo tratamiento quirúrgico: reconstructivo y estético.

Introducción: En la actualidad, están descritas en la literatura médica varias clasificaciones sobre Abdominoplastia (Trenta, 1994; Pitman, 1997). Nosotros, proponemos una clasificación basada en la sistematización del diagnóstico clínico mediante: Examen físico (valorar flancos), Maniobra de Contracción y Relajación (MCR) de la pared abdominal, elasticidad de la piel (Pinch test) y Altura o distancia entre el pubis y el ombligo. Estableciendo su respectivo tratamiento quirúrgico para la corrección de las deformidades abdominales, desde el punto de vista reconstructivo - estético; logrando algo muy importante, obtención de una cicatriz menor a 25 cm. en abdomen tipos 2 y 3.

“ Abdominoplastia es todo procedimiento estético y funcional del abdomen y su contorno. ”

Anatomía de la Fascia de Scarpa

La Fascia de Campers hasta la Fascia de Scarpa ocupa superficialmente el 70% de la grasa abdominal, y de la Fascia de Scarpa hasta la aponeurosis del músculo recto abdominal el 30% restante.

Funciones principales de la Fascia de Scarpa:
1. Sostén entre las paredes del contorno abdominal.
2. Estructura de defensa, por sus propiedades inmunológicas y celularidad, contra infecciones.
3. Propiedad física de drenar la linfa a través de red linfática que une estructuras internas y externas.
4. Anatómicamente fuerte en el abdomen superior e inferior, y más fuerte hacia los lados de los oblicuos.

Métodos de diagnóstico del Dr. Francisco Borja para valorar el abdomen

1. Examen físico de piel y tejido adiposo en flancos abdominales: valorar ptosis de los flancos sobre la cresta iliaca (cadera), tanto en posición de pie como sentada. Si están caídos (ptosis) y poco elásticos diagnosticamos el abdomen como tipo 4 o 5 según sea el caso (grado de ptosis: leve, moderado, severo).
2. Maniobra de contracción-relajación (MCR): consiste en contraer (sumir) y distender la pared abdominal para valorar tono muscular, diástasis de los músculos recto-abdominales y posición real del ombligo. Si el paciente puede contraer por mucho tiempo el abdomen es buen candidato para abdominoplastia tipo 1, 2 y 3. Si el paciente contrae poco o no puede sumir el abdomen, se realizara plicatura de la aponeurosis de los músculos rectos abdominales y será abdominoplastia tipo 3, 4 y 5.
3. Elasticidad de la piel (Pinch Test): Pinzamiento un segmento de piel abdominal para comprobar la elasticidad cutánea.
4. Altura o distancia entre el Pubis y el Ombligo: Normal, de 10 a 12 cm. o 2 cm. por arriba de una línea que cruza ambas espinas iliacas antero-superiores. La falsa posición del ombligo ocurre cuando el paciente tiene el abdomen distendido o abultado, por lo cual, se debe valorar al paciente en posición de pie y acostado, realizando la maniobra de contracción-relajación y observando cuanto sube el pedículo umbilical.

Aunque algunos casos se tratan con cicatriz grande, esta valoración previa permite un mejor diagnóstico consiguiendo una cicatriz de menor tamaño.

Signo de Borja

Nunca descrito, se observa casi inmediatamente después de una cesárea, se presenta por la falta de cierre anatómico de la fascia de Scarpa, la cual se retrae hacia arriba, produciendo un bulto de características similares en todos los pacientes; es decir, abultamiento abdominal en mesogastrio, hipogastrio y ptosis del pubis, post cesárea (en técnicas quirúrgicas como Pfannenstiel, Kustner, Maylard, Cherney, Joel-Cohen).

Clasificación del diagnóstico y tratamiento de los tipos de ABDOMINOPLASTIA
clasificacion abdominoplastia

Conclusiones

• La paciente operada de abdominoplastia tipo 2 puede tener hijos, los que desee, y no se alteran las propiedades de la fascia de Scarpa.
Reparar la Fascia de Scarpa evita el abultamiento del colgajo superior, arriba de la cicatriz.
Esta técnica quirúrgica puede ser hecha en hombres y mujeres de cualquier edad y diagnóstico.
Esta técnica quirúrgica es muy rápida de ejecutar, disminuye el tiempo quirúrgico y la morbilidad.
Si el ombligo está bajo, se puede cortar el pedículo umbilical y reinsertarlo a la aponeurosis del Músculo recto abdominal.
La piel se estira sólo para acomodar y mejorar la elasticidad, no necesitamos retirar exceso de piel.
Podemos realizar técnicas como abdominoplastia con cicatriz mayor después.
Los Cirujanos Ginecólogos deben ser advertidos de cerrar la fascia de Scarpa cuando usan técnicas en cesárea o en cualquier cirugía ginecológica o general, que usen cicatrices mediales o suprapúbicas.
El grado de satisfacción de los pacientes es muy grande, por el tamaño de la cicatriz, por el modelado del cuerpo, en especial su cintura.
Como todo procedimiento quirúrgico puede tener post operatorio con seromas o hematomas; el uso de drenaje es indispensable en dos planos.
En los pacientes con cirugías anteriores del abdomen como liposucción u otros procedimientos, se debe tener más cuidado por las fibrosis residuales.
Todo nuevo diagnóstico y tratamiento que tenga una connotación académica y científica debe ser difundido para el beneficio social comunitario.

Descargar artículo publicado en Revista AECEP (España) Uso de la Fascia de Scarpa [PDF]